De Aza nunca imaginó que llegaría como refuerzo a los Orioles

 

BOSTON – El pasado 30 de agosto, los Orioles de Baltimore adquirieron a Alejandro De Aza, de los Medias Blancas de Chicago, a cambio de dos lanzadores de Ligas Menores. El canje tuvo sentido para ambas organizaciones, ya que, por un lado, los Orioles se reforzaron con velocidad y defensa de cara a la post-temporada; y por el otro, los Medias Blancas consiguieron flexibilidad y talento prometedor en la lomita para la temporada del año entrante.

El outfielder dominicano, quien no tenía chance de llegar a la post-temporada con el conjunto de la “ciudad de los vientos” debido a su mal rendimiento colectivo esta campaña, ahora se encuentra en una novena que ya se clasificó a los playoffs como campeón de división y tiene como objetivo ganar la Serie Mundial.

“Gracias a Dios vine a un equipo que sí va a la post-temporada y cada pelotero eso es lo que busca… ir a la post-temporada y tratar de ganar la Serie Mundial”, dijo el dominicano acerca de su transición de escuadras.

Desde su incorporación a los Orioles, De Aza se dio cuenta del buen ambiente y de la ética de trabajo que transmite el entrenador principal, Buck Showalter, a sus jugadores, los cuales son aspectos importantes que han ayudado muchísimo a esta franquicia a cosechar el éxito del cual disfruta actualmente.

“El equipo está bueno. Es un equipo fajador, todo el mundo tiene la mente en ganar… el mánager es un buen mánager porque él te suelta a jugar, te dice juega tu juego, no importa, haz lo que tú tengas que hacer y se tú mismo que si hay algo que él cree que está malo que te lo va a decir, pero se tú”, explicó el outfielder.

De Aza se considera muy afortunado, pues este cambio de franquicia es una oportunidad que nunca pensó tener. “Te voy a hablar la verdad… yo nunca pensé que iba a caer en este equipo… sinceramente sí escuche rumores de cambio, pensé que era cualquier otro equipo menos este y al saber que yo venía para acá para este equipo yo lo único que pensé “pues mi temporada no está tan mala porque ellos vieron algo… ellos confían en algo que yo puedo hacer para ayudarlos a ellos”, confesó con una gran sonrisa en la cara la más reciente adquisición de los Orioles de Baltimore.

¡Salud deportistas, gracias por no fumar! como siempre dijo el gran “Chiquitín” Ettedgui.

Christian Vázquez: presente y futuro patirrojo

BOSTON – El cátcher Christian Vázquez es uno de los pocos aspectos positivos que ha dejado esta temporada 2014 para los Medias Rojas de Boston, equipo que ocupa el fondo de la tabla en la división del este, a pesar de ser el campeón actual de las Grandes Ligas.

La joya boricua, de apenas 24 años de edad, posee una gran habilidad defensiva detrás del plato y representa a la “generación relevo” de los patirrojos. De hecho, el talento de Vázquez es tan palpable, que ya un buen número de periodistas lo comparan con su compatriota Iván Rodríguez.

“Desde chiquito, mi papá me compró un videotape de él cómo enseñar a jugar pelota, como cachear y yo lo veía casi tres veces a la semana y eso me ayudó mucho… todavía lo tengo allí en casa”, reveló Vázquez sobre Rodríguez, quien era su jugador favorito de niño.

Realmente el pedigrí de los receptores puertorriqueños en las Mayores es fenomenal, ya que aparte de Iván Rodríguez, otros antecesores recientes que han dejado su huella en la pelota estadounidense son Jorge Posada y Bengie Molina, y los que aún destacan son precisamente los dos hermanos menores de Molina: Yadier y José.

“De verdad que no es presión porque el béisbol es el mismo juego desde que yo empecé a los 3 años…. Lo mío es jugar pelota, yo no estoy pendiente al exterior, a lo que diga la gente, pero claro que quiero representar a mi isla al 100%… lo mío es disfrutarme el juego y esa es mi pasión”, apuntó Vázquez acerca de lo que significa continuar el buen trabajo de los cátcheres boricuas en la Gran Carpa.

El público del Fenway Park ha sido muy receptivo con el joven atleta porque entiende que Vázquez no solo es el futuro de la franquicia, sino que también continúa siendo un “producto en desarrollo”, el cual necesita apoyo y tiempo para adaptarse y seguir creciendo.

“Hay muchas… hay más fanaticada aquí, obviamente. Aquí, en Grandes Ligas, toda carrera vale… todas las perdidas cuestan, todas las ganadas son beneficiosas para nosotros…. En Triple A es hacer al pelotero, seguir creándolo”, explicó el cátcher sobre las principales diferencias entre las Ligas Menores y las Mayores.

Otra persona que también le ha ayudado mucho desde que llegó al nivel más alto de la pelota, el pasado 9 de julio, es el propio David Ortiz, quien le aconsejó “que nunca deje de parar de trabajar porque hay gente abajo que quiere quitarte tu trabajo y ya tú llegaste a tu sueño que es jugar en las Grandes Ligas… que nadie me puede quitar el trabajo, que yo soy el mejor y que me tienen que quitar el uniforme cuando yo me retire”.

Sin duda, las palabras del “Big Papi” han mentalizado a Vázquez a hacerse mejor jugador. Y si a ese consejo le sumamos el esfuerzo y las ganas que el cátcher originario de Bayamón, Puerto Rico, pone día a día, con seguridad triunfará en la Gran Carpa.

¡Salud deportistas, gracias por no fumar! como siempre dijo el gran “Chiquitín” Ettedgui.

El “Rey” Félix continúa marcando la pauta en el montículo

Con apenas 28 años de edad, Félix Hernández se ha establecido como uno de los lanzadores más dominantes en las últimas dos décadas de las Grandes Ligas, pichando un juego perfecto (2012) y rompiendo marcas como la de Tom Seaver (1971) al llegar a 16 aperturas consecutivas permitiendo dos carreras o menos en 7 entradas lanzadas o más, por partido.

“Orgulloso y darle gracias a Dios porque sin salud no pude haber logrado estos éxitos… yo se que cuando estoy saludable puedo lograr muchas cosas buenas”, dijo el as venezolano sobre sus conquistas, admitiendo también que es una persona que se exige mucho. “Siempre quiero estar al tope de mí y yo se lo que tengo que hacer para estar ahí y por eso es que no me sorprendo ni nada porque yo se que yo podía lograr eso”.

Esta temporada 2014, por sexta vez seguida, consiguió ponchar a 200 o más bateadores, convirtiéndose en el único pitcher de los Marineros en alcanzar este récord y el único de las Mayores desde el 2009. “Eso no lo pienso, todavía me queda mucha carrera por delante… lo único que pido es salud”, apuntó Hernández al respecto y acerca de seguirle los pasos a leyendas en el montículo como Pedro Martínez, Roger Clemens y Randy Johnson.

No obstante, es muy desagradable para un lanzador que le llaman el “Rey”, el hecho de nunca haber alcanzado la post-temporada de las Grandes Ligas, y es precisamente por esta razón que él mismo señaló sentirse “contento por todo lo que hemos venido haciendo todo este año. Le agradezco primero que nada al coaching staff… el mánager de nosotros ha hecho tremendo trabajo, los muchachos y yo nos mantenemos unidos, el staff de pitcheo de los abridores está haciendo tremendo trabajo y el bullpen es el mejor de la liga”, destacando también que el tercer lugar que actualmente ocupa su conjunto de Seattle en la división oeste de la Liga Americana se debe al gran aporte del dominicano Robinson Canó. “Es un pelotero estrella… súper estrella, que llegó a este equipo con un motivo de ganar como lo tenemos todos aquí y ha ayudado bastante al equipo. La presencia de él en el clubhouse, la presencia en el terreno de juego todos los días, líder de cada juego y ha ayudado bastante a los muchachos jóvenes y ha sido lo que yo esperaba”, afirmó Félix sobre el segunda base titular de los Marineros.

Vale la pena mencionar que Hernández ha contado con el gran desempeño de otros dos abridores de Seattle (Iwakuma y Young), quienes combinados entre los tres poseen la mejor efectividad de pitcheo en la Liga Americana (2.69). “Acuérdate que el éxito se pega, si tú estas bien, el otro está bien, todo está bien… no es nada más nosotros tres… Paxton y Elias han hecho un buen trabajo”, explicó el carabobeño acerca del talento de sus compañeros en la lomita.

Hernández, quien no gana un encuentro fuera de casa desde el 2 de junio, se mostró despreocupado por eso. “No se preocupen que todavía quedan septiembre y [algo de] agosto”, Y aprovechó la oportunidad para dar las gracias por el apoyo que recibe todos los años por parte de los fanáticos de Venezuela y toda Latinoamérica. “Se los agradezco y espero que nos sigan apoyando porque estamos tratando de dar lo mejor de nosotros para poner en alto a nuestro país”.

¡Salud deportistas, gracias por no fumar! como siempre dijo el gran “Chiquitín” Ettedgui.

Rusney Castillo firma contrato millonario con los Medias Rojas

rusney castillo

¡OTRO CUBANO EN BOSTON!

BOSTON – Los Medias Rojas de Boston han firmado al outfielder cubano Rusney Castillo, de 27 años de edad, por 7 temporadas y $72,5 millones.

En 360 encuentros disputados (5 campañas) con Ciego de Ávila, en la Serie Nacional (Liga cubana de beisbol), Castillo bateó para 319 con 75 dobles, 11 triples, 51 cuadrangulares, 99 bases por bola, 256 carreras anotadas y 76 bases robadas.

“Me siento contento. Un latino más en este equipo… creo que un equipo que tenga bastante latinos ayuda mucho, porque nosotros los latinos jugamos el beisbol un poco caliente, a diferencia de muchos americanos”, confesó Yoenis Céspedes, quien jugó contra Castillo por 2 temporadas en el beisbol cubano. “Le gusta trabajar… se entrega bastante en el terreno… creo que puede ayudar en mucho”.

Acerca de las Grandes Ligas, Céspedes -quien ya tiene casi 4 años de experiencia en la misma- le aconsejó que “no se preocupara, que esto es lo mismo que en Cuba… es beisbol igual… que coja las cosas con calma, que haga lo que él sabe hacer que es jugar beisbol”.

En el 2011, Castillo, de 5 pies y 9 pulgadas, representó a Cuba en el Mundial de beisbol y en los Juegos Panamericanos.

¡Salud deportistas, gracias por no fumar! como siempre dijo el gran “Chiquitín” Ettedgui.

Medias Rojas se unen al reto de la cubeta helada

BOSTON – El jueves, 21 de agosto, la organización de los Medias Rojas de Boston aceptó el popular reto de la cubeta helada (Ice Bucket Challenge) para crear conciencia sobre la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ALS, por sus siglas en inglés), el cual realizaron a tempranas horas de la tarde, dentro del Fenway Park.

El baño helado contó con la participación de una gran cantidad de directivos, empleados diversos y jugadores del actual conjunto campeón de las Grandes Ligas, y fue orquestado por David Ortiz, quien –a pesar de no haber podido llegar a tiempo para la foto oficial del equipo por otros compromisos personales que tenía– fue el primero en hacer la fila para agarrar una cubeta, ayudar a organizar a la gente, bromear con algunos de ellos y, finalmente, empaparlos de agua helada.

La franquicia patirroja aprovechó la oportunidad para nominar a sus aliados de Ligas Menores (Pawtucket), al club inglés de fútbol Liverpool FC y a los trabajadores del Boston Globe.

¡Salud deportistas, gracias por no fumar! como siempre dijo el gran “Chiquitín” Ettedgui.

Ortiz y Martínez, dos leyendas dominicanas en Boston

Houston Astros v Boston Red Sox

BOSTON – Ni en el mejor de los escenarios, David Ortiz y Pedro Martínez se imaginaron lo que el béisbol les ha permitido alcanzar con los Medias Rojas de Boston. Una ciudad que no solo les tiene el mayor de los afectos, sino que también les ha permitido llamarla “hogar”.

Por un lado, el “Big Papi” es solo uno de los tres peloteros en la historia de la franquicia patirroja en batear 400 cuadrangulares con el equipo. “Es un honor ser mencionado junto a esas leyendas que estuvieron con los Medias Rojas. Cuando vienes a jugar a esta organización, tú no esperas ser mencionado con esos hombres”, señaló el cuarto bate de Boston, de 38 años de edad, quien comparte este honor nada más y nada menos que con Ted Williams y Carl Yastrzemski, ambos en el Salón de la Fama de las Grandes Ligas.

Mientras que por otro lado, el ex pitcher Pedro Martínez fue uno de los dos seleccionados entre un grupo de trece lanzadores excepcionales para ser exaltado al Salón de la Fama de los Medias Rojas, la semana pasada. Por si fuera poco para Martínez, su juego completo frente a los Yanquis de Nueva York (1999), en el que ponchó a 17 bateadores y permitió solo un hit, fue elegido como uno de los mejores momentos en la historia del club.

“Me siento muy bien. Me siento honrado de tener la oportunidad de ir al Salón de la Fama de los Medias Rojas. No tengo suficientes palabras para agradecerle a los Medias Rojas, los fanáticos, todas las personas que formaron parte de mi éxito”, dijo Martínez al respecto.

Definitivamente, estos dos atletas de la República Dominicana son un ejemplo a seguir y un orgullo inmenso para todos los latinos del mundo entero… ¡la inmortalidad en el beisbol es lo menos que se merecen!

¡Salud deportistas, gracias por no fumar! como siempre dijo el gran “Chiquitín” Ettedgui.

José Altuve: “Aquí no hay enemigo pequeño”

BOSTON – Con 5 pies y 5 pulgadas de estatura, José Altuve es actualmente el pelotero más bajito de las Grandes Ligas. El venezolano nunca ha creído en limitaciones y siempre ha luchado para alcanzar sus metas, razón por la cual ha cosechado tanto éxito en las tres temporadas y media que tiene en las mayores.

“Me siento igual que las demás personas, me siento capaz de hacer lo mismo que ellosaquí no hay enemigo pequeño”, respondió el segunda base acerca de su productividad, a pesar de su corta estatura. “Siempre voy a dar lo mejor de mí y jugar 100% para ganar el encuentro y para que nos convirtamos en un equipo ganador”.

Con apenas 24 años de edad, Altuve, quien creció admirando a su compatriota Omar Vizquel, ya está dejando su propia huella en la gran carpa, al ser seleccionado al Juego de Estrellas en las campañas de 2012 y 2014, y, esta temporada, al haber robado dos o más bases en 4 juegos seguidos (marca que no se conseguía desde 1917) y al haber llegado a 130 hits y 40 bases robadas antes del receso del Juego de Estrellas (números inalcanzables desde 1933).

“Impacta mucho el juego. Es de los mejores segunda base y bateadores en el béisbol. Al bate, es una amenaza para cambiar el juego y, en base, le dicta al otro equipo como picharle a los siguientes bateadores por su habilidad de robar y correr las bases”, comentó el mánager principal de los Astros, Bo Porter, sobre la grandeza de Altuve.

La perseverancia del pelotero ha jugado un papel muy importante en su carrera, ya que su primer paso hacia la gran carpa no fue el que esperaba. A los 16 años, fue invitado a un campamento de la organización de los Astros por dos semanas, en su nativa Venezuela, donde después de 5 o 6 días de pruebas, al joven se le dijo que no regresara más. Sin embargo, su padre encontró la manera de brindarle una oportunidad más en el campamento y lo llevó al día siguiente, y desde ese entonces su desempeño mejoró tanto que al terminar la segunda semana de pruebas, su invitación fue extendida para seguir trabajando con los Astros, y dos semanas después fue firmado oficialmente. “Siempre creyó en mí, siempre me insistió que siguiéramos adelante, él estaba bastante seguro que yo lo iba a lograr”, indicó Altuve sobre su padre.

En cuanto a su gran año 2014 con el madero, el pelotero de Maracay, Venezuela, le acredita gran parte de su éxito a John Mallee, coach de bateo de Houston; y acerca del futuro de la franquicia piensa que “el equipo ha estado jugando mejor últimamente que los años pasados… vamos en buen camino a ser un equipo ganador… yo creo que cualquier cosa que ellos están haciendo, lo están haciendo bien y pronto nos vamos a convertir en ese equipo ganador”.

¡Salud deportistas, gracias por no fumar! como siempre dijo el gran “Chiquitín” Ettedgui.

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.